AMIGOS QUE SE UNEN ..

domingo, 20 de noviembre de 2016

Tiempo de vendimia

Una de las cosas que me llena de admiración cuando observo la provincia de Mendoza, el lugar donde vivo,  es su transformación.
Ese lugar lleno de montañas, terreno pedregoso y sol ardiente, donde aparentemente la vida era imposible. Donde habitaban tribus Huarpes e Incas.



Hoy, el desierto se convirtió en oasis gracias a la labor de su gente, el cuidado de los recursos naturales, el amor al agua. Importante en ésto fue la toma de conciencia, saber que el líquido sagrado es escaso, es para todos... y hay que cuidarlo.
La uva es su fuente de sustento y su vino enorgullece en el mundo-
Pensando, en ella, .regalo de Dios, pensando en mi tierra querida, salió ésta poesía:



CUANDO LA  TIERRA
Cuando la tierra sagrada abraza las raíces
esparcidas sutilmente por la fuerza de su hacedor.

Cuando abriga la existencia testigo de la determinación silenciosa
de una semilla en busca de la vida.




Cuando atestigua le empeño de la mágica lluvia
con nubes cargadas que transforman los cactus en prósperos parrales.

El milagro es posible en el terco desierto, la reseca montaña y el gris sendero.
Y el suelo tallado por lo inhóspito, luce ahora, su atavío de colores. 

Patricia Palleres







2 comentarios:

  1. Gracias por compartir con todos ese amor a la tierra. No es de uso frecuente, suele ser socialmente más correcto alabar lo extraño (por extraño que parezca).

    ResponderEliminar
  2. hola Patricia, el amor a lo propio y a la naturaleza es lo más grande. Es una imágen espectacular! un abrazo desde Berlin^^

    ResponderEliminar

Gracias amigo/a por dejar una de las cosas más sagradas que tenemos las personas: "nuestras palabras"
Las valoro con el alma.

Si lo desea, te invito a pasar también por aquí:
http://masalladeloquevess.blogspot.com/

Un abbrazo sincero. . . Patry