miércoles, 20 de mayo de 2020

Gemidos del alma.



Se escuchó entre los molinos, una voz sin gente.
Superior a la madera crujiente de aquellos antiguos rotantes.


Se escuchó en la Desolación o era ella misma. Lo advertí
cuando la Paz se avergonzó de estar tan quieta.


Su inmovilidad en demasía y su constante seguir siendo tal,
la sumergieron en los profundos cauces  de la
apatía, sin notar que la Desolación  fenecía.



Sí, la voz sin gente sonó, fue descubierta un día,
cuando el trigo ya estaba harto de ocultarla bajo
el aplauso de las espigas al sol.


Se cree que ése día, sonó el penar telepático de
millones de vidas. . . sin vida.
 ©Patricia Palleres
--------------------------------------------------


"Gemidos del alma"

domingo, 17 de mayo de 2020

Siempre lo será...


 

Robustecido instante
por donde el río
despertó transparencias de sauzales. 

Un fragmento de milagro
se escuchó de pronto
como una gota fresca.

Era el verano:
su negrura suavizada, 
su luna llena musical.

La certeza
de que mañana será diferente
superando la desolación de hoy.

Aunque por las noches
el árbol se vea negro,
sé que su esencia es verde,
       y siempre lo será.

2018©PatriciaPalleres

miércoles, 13 de mayo de 2020

Una ventana que flamea su soledad

Una ventana que flamea su soledad.
La enarbola, la expone como seduciendo
 a la nada del lugar.
La idolatra como el soldado a su bandera.


Una ventana que se sabe dueña
del único halo de vida circulando entre sus entrañas.
Lo toma, lo procesa y lo reparte
 a la quietud estrictamente ordenada e incapaz de recibirlo.

Una ventana que duerme mientras
 el viento se mueve sigiloso bajo su vestido.

Los duendes invisibles, intentan advertirle,
 pero antes de realizar la primera mueca
las sombras que habitan en las paredes,
 lustrosamente pintadas de palidez, los atrapan.

Una ventana que trabaja de mediadora
 entre el macro y el micro universo de la existencia.

Es dueña de la claridad y de la frescura,
pero también de la oscuridad y del calor del recinto.
© Patricia Palleres

jueves, 7 de mayo de 2020

Indicios...


 


Al buscar
los códices misteriosos,
subyacen
las certezas desconocidas.

No son los primeros indicios,
ni los segundos
son, los que aparecen
cuando he perdido la cuenta.

               
Cuando la noche me regala
beneplácito luminoso:
“canopus”, “alfa del centauro” y “Capella”.
Brillo de estrellas como hadas.


Las más destacadas constelaciones
me son dadas
para que el azabache
no sea tan lóbrego.


Y para que del vientre de la luna
germinen poesías.
©Patricia Palleres
Todos los textos de éste blog son privados y tienen Derecho de Autor.

martes, 5 de mayo de 2020

Los primeros 300

Es maravillosa la actividad bloggera. Me gusta mucho esto de escribir, publicar e inmediatamente ser leída y comentada.
A veces nos volvemos locos pensando cuando tendré mi libro, aunque esto es importante, sin embargo la modalidad de los blog es una muy recomendada forma de publicar.

El presente blog y REFLEXIONES EN LIBERTAD (http://reflexionesenlib.blogspot.com) los fundé en 2010, por aquel entonces publicaba mensualmente.
En 2015 edité mi poemario "Reflexiones en libertad" y en 2018 llegó la hora de editar "Cuentos y relatos para leer bajo los álamos"

En 2018 y 2019 compartí muy pocos trabajos en blog por asuntos personales.

En 2020 me propuse darle alas a mis blogs, sobre todo a RINCÓN DE AMIGOS que tantas satisfacciones y personas bonitas me regaló.

Hoy éste  lugar está celebrando los "primeros 300" amigos seguidores
Comparto con todos mi gran alegría y agradezco profundamente.

Con afecto
Patricia Palleres

lunes, 4 de mayo de 2020

Una Sobre Otra


Una esperanza sobre otra esperanza,
sobre otra y otra esperanza,
sobre otra y una más.

En días, sobre días y días…
Y otro, y otro y otro día más.

Soporte de los meses.

Entramado que sostiene
despistada a la conciencia.

©Patricia Palleres
Todos los textos de éste blog son privados y tienen Derecho de Autor.

miércoles, 29 de abril de 2020

Me preocupa


Me preocupa
la poesía urgente que no escribí,
el esencial recuerdo que olvidé,
el agradecimiento que no dí
y la historia que no me detuve a escuchar.

Me preocupa así mismo,
la humanidad deshumanizada,
el cielo invalidado por rascacielos,
las miradas secas y sin expresión
y el tiempo que se desvanece sin rumbo.
©Patricia Palleres
Todos los textos de éste blog son privados y tienen Derecho de Autor.

lunes, 27 de abril de 2020

La casa vieja


Un trozo de guirnalda callada
que fue sonora,
reminiscencia de alegrías de antaño.
Un crujir de bisagras
semejante a violines
en el tango.
Dibujos espontáneos, en la pared descascarada
que tomaron formas inesperadas,
que en noches, son fantasmas que asustan.
Llantos antiguos
que retumban en el silencio
perdiéndose en los precipicios
del tiempo y se tornan
crónico en los rincones.
La humedad exhibe su aroma
con la vivacidad de quien luce
frutos del bosque, hierbas del Tíbet
o lirios del prado recién florecidos.
Se sabe dueña del lugar.
El piso, con sus espaldas doloridas y arqueadas
ha olvidado los colores de las baldosas
y creído está de ser tierra pura.
Las dos ventanas
que antes jugaban con el viento
y las cortinas a ser vida,
hoy, son dos agujeros taconeados
con maderas y clavos.
La puerta, es la misma,
único testigo del ayer
que aunque antigua, deja ver
su refinada belleza
de cedro macizo: por ella entré
inquieta y curiosa
a la casa vieja…
pero, salí llorando.
©Patricia Palleres
Todos los textos de éste blog son privados y tienen Derecho de Autor.

domingo, 26 de abril de 2020

Aunque ya no importe nada


Te pintaré 
la vida de colores
aunque me encuentre
en la noche más negra...

Te bajaré
magnolias de un envión 
aunque sean altas
y lejanas...

Te devolveré ilusiones
ante el desgano
aunque yo débil
atraviese el desencanto.

Trataré
aunque ya no importe nada
de darte un sentido renovado
para tus  días...
©Patricia Palleres
Todos los textos de éste blog son privados y tienen Derecho de Autor.